Instituto de liderazgo simone de beauvoir

Roger Waters habla de jugar al fútbol con Pink Floyd

El Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir es una organización no gubernamental que fomenta la capacidad de las líderes feministas para influir en las agendas políticas nacionales y regionales con el fin de hacer realidad los derechos humanos de las mujeres y exigir la rendición de cuentas en materia de igualdad de género. Esta subvención permitirá al Instituto fortalecer la participación ciudadana en México mediante el apoyo a dos amplias alianzas formadas por jóvenes y mujeres indígenas que, a través de mecanismos locales de transparencia y rendición de cuentas como las solicitudes de acceso a la información y el análisis presupuestario, supervisarán la prestación de servicios de salud sexual y reproductiva en doce estados de México.

Esta subvención permitirá al Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir apoyar el Programa de Innovación Social y Participación Ciudadana. El instituto (a) fortalecerá la participación ciudadana de las mujeres jóvenes, indígenas y afromexicanas; (b) mejorará los servicios de derechos sexuales y reproductivos para las mujeres jóvenes e indígenas a través de herramientas de transparencia; y (c) llevará a cabo una investigación sobre el uso de mecanismos de transparencia y rendición de cuentas para defender el acceso de las mujeres a servicios públicos de calidad.

Estudios Multifeministas

Varias semanas antes de comenzar mi primer puesto administrativo, Nathan Suter me proporcionó estrategias claras para desarrollar una visión colectiva y construir relaciones de trabajo en colaboración dentro y fuera de mi Instituto. Nueve meses más tarde, puedo decir sinceramente que el trabajo va mucho mejor de lo que podría haber previsto de antemano. Kimberley Manning, PhD. Profesora Asociada, Directora, Instituto Simone de Beauvoir, Universidad Concordia, Montreal, CanadáLEADERSHIP COACHINGSus habilidades de liderazgo son la diferencia entre el statu quo y la consecución de su misión. Los líderes de éxito reconocen sus carencias de habilidades y buscan un desarrollo continuo:

El movimiento de las mujeres: Cuatro personas pioneras

El Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) trabaja con el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir en el diseño de una política nacional para el fortalecimiento de los servicios públicos de cuidado. Este programa piloto tiene como objetivo coordinar un proyecto de política de cuidados en el municipio de Manzanillo, Colima y un mecanismo de monitoreo ciudadano, que sirva como evidencia para la creación de políticas integrales en la materia. Esta política será monitoreada por la ciudadanía para aumentar su capacidad de vigilancia y conformación de estos servicios y para reducir la brecha de desigualdad de género en México, y posicionar el derecho al cuidado en la agenda pública.

Esta reforma pretende contribuir a la generación de evidencia empírica sobre el diseño e implementación de acciones coordinadas en materia de servicios públicos de cuidado en los municipios de México, los retos que implica y las oportunidades que representa. Esto se hará a través de tres acciones específicas: elaborar un diagnóstico sobre el rezago en la prestación actual de servicios de cuidado en Manzanillo y un diagnóstico del derecho al cuidado en la legislación mexicana; diseñar y coordinar un modelo piloto de intervención en Manzanillo; y coordinar el mecanismo de seguimiento y evaluación participativa de las acciones acordadas en el compromiso.

Simone de Beauvoir y el existencialismo | Kate Kirkpatrick

Mujeres rurales indígenas y campesinas de México, Guatemala y Perú expresaron su preocupación por la combinación de visiones patriarcales y extractivismo, que se refleja cuando las empresas negocian con los líderes comunitarios sin tener en cuenta a las mujeres

Milvian Aspuac, miembro de la Asociación de Mujeres para el Desarrollo de Sacatepéquez (AFEDES) en Guatemala, explicó que cambiar la forma de pensar es el primer acto de resistencia en la defensa de su territorio; porque las prácticas no pueden cambiar sin que cambien primero las mentalidades. Esto implica recordar a sus pueblos su historia, sus raíces y su cosmovisión.

La segunda acción requiere cuestionar el sistema en el que viven: las formas de reproducir el capitalismo, el clasismo, el patriarcado, la división sexual y racial del trabajo, los modos de consumo y las relaciones de poder. A partir de ahí, desarrollan medidas cotidianas para contrarrestar estas formas.

Aspuac dijo que para lograr la autodeterminación de las comunidades indígenas es importante llevar a cabo diferentes acciones, no como alternativas, sino como parte central de la vida de las comunidades: cultivar sus propios alimentos, elaborar su propia ropa y practicar la medicina ancestral.