Instituto de la mujer en barcelona

Mesa redonda “La maternidad en la ciencia”

Las publicaciones se darán a conocer a través de una campaña por las redes sociales y la red existente de entidades y agentes asistenciales, educativos, culturales, sociales, con el objetivo de difundir mensajes de sensibilización y ayudar a identificar la violencia sexual en todas sus formas, tanto simbólicas como físicas, además de dar herramientas de actuación.

El acoso, el abuso y la agresión sexual son violencias sexistas que utilizan el sexo como forma de control. No entienden de edades ni de espacios: pueden ejercerse en el ámbito de la pareja, el trabajo, la familia, la calle, los espacios de ocio, las redes sociales, y un largo y desafortunado etcétera. Sin duda, este tipo de violencia tiene su origen en otra violencia primera: el machismo.

El punto de partida de “Las mujeres tienen derecho a vivir libremente y sin miedo” es el dramático hecho de que todas las mujeres, conscientemente o no, han vivido situaciones de violencia sexual. Precisamente porque son comunes y cotidianas, pueden pasar desapercibidas. Este es, de hecho, uno de los primeros puntos que analiza la publicación a partir de la pregunta: ¿cómo puedo identificar que he vivido algún tipo de violencia sexual?

Mujeres es

La Biblioteca fue tan bien recibida por la comunidad local que, en su primer año, no sólo tuvo que trasladarse de su primera ubicación en el claustro de Santa Ana a un espacio más amplio en la Casa de la Misericordia, sino que también pasó de ser simplemente una biblioteca a un centro educativo oficial: el Instituto de Cultura.

En una época en la que la educación de la mujer (si es que recibía algún tipo de educación) solía estar orientada a perfeccionar sus habilidades como anfitriona de la sociedad y señora de un hogar eficientemente administrado, inscribirse como estudiante en el Instituto ofrecía a una mujer la oportunidad de absorber conocimientos científicos, artísticos, comerciales y otros conocimientos prácticos, dándole las herramientas que necesitaría para entrar en el mercado laboral durante esta era recién industrializada.

Francesca Bonnemaison Farriols nació en Barcelona en 1872 en el seno de una familia de exitosos vendedores de textiles cuya tienda estaba situada en la Rambla de Cataluña. Cuando sus padres fallecieron, le dejaron una importante herencia, que utilizó para crear la Biblioteca Popular de Mujeres.

Crecimiento del fútbol femenino y mentalidad ganadora

– Cerca de 200 mujeres científicas se han reunido esta mañana en el Paraninfo de la Universidad de Barcelona -tanto de forma presencial como virtual- para debatir sobre el papel de la mujer en la ciencia y las barreras que aún hay que superar para romper los estereotipos de género.

– Al acto asistieron la consejera de Investigación y Universidades y la consejera de Educación de Cataluña, que destacaron el papel clave que desempeñan las mujeres científicas para ofrecer una educación transformadora a los niños y jóvenes.

“La iniciativa #100tífiques contribuye a elevar la proporción de mujeres en la reserva de talento científico de Cataluña hasta el 50% y, al mismo tiempo, proporciona un espacio para que las mujeres de las comunidades de investigación pública y privada interactúen, establezcan redes y colaboren, fortaleciendo su liderazgo y sus carreras profesionales”, dijo Susaina Figuera, responsable de proyectos de innovación de la FCRI. Señaló que en la actualidad, el número de mujeres científicas en puestos de liderazgo es sólo del 20%, una situación que debe ser abordada.

Por este motivo, #100tífiques pretende no sólo acercar la ciencia a las escuelas organizando charlas de investigación en colegios de toda Cataluña con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia (11 de febrero), sino sobre todo crear modelos femeninos que inspiren a las niñas a emprender carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). En general, el programa pretende fomentar una mayor conciencia entre los ciudadanos sobre la contribución de la ciencia a la sociedad y el papel que tienen las mujeres en este ámbito.

Estado global de las mujeres en el fútbol

El pasado 11 de febrero, con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, investigadores y personal del IBEC impartieron charlas en diferentes escuelas de Cataluña. El objetivo de estos encuentros era acercar la ciencia a las escuelas y hacer más visible el talento científico femenino.

Un total de 14 investigadores del IBEC participaron en el evento #100tífiques, que reunió a casi 500 investigadoras y casi 40.000 estudiantes. Combinando encuentros presenciales y virtuales, las participantes respondieron a todas las preguntas de los estudiantes, les animaron a estudiar ciencia y destacaron el papel de las mujeres en la ciencia, rompiendo los estereotipos de género.

Este es el cuarto año que la Fundación Catalana para la Investigación y la Innovación (FCRI) y el “Barcelona Institute of Science and Technology” (BIST), en colaboración con el Departamento de Educación de la Generalitat, organizan este evento.

En las charlas en las escuelas participaron las siguientes investigadoras y personal: Marta Badia, Alba Herrero, Judith Fuentes, Zaida Álvarez, Ainhoa Ferret, Ona Baguer, María Guix, Isabel Sáez, Marina Inés Giannotti, Rossella Castagna, Ainoa Tejedera, Lucía Román, Ana Beatriz Moreno y Aurora Dols.