Instituto de investigacion ramon y cajal

Prof. Vida Demarin, Instituto Internacional para la Salud del Cerebro

La Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Ramón y Cajal (FIBioHRC) se constituyó formalmente en 2003, autorizada por el Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid mediante el Decreto 187/2003 de 24 de julio, en el marco de la Ley 1/1998 de 2 de marzo, de Fundaciones de la Comunidad de Madrid.

El FIBioHRC tiene como objetivo la gestión de programas y proyectos de investigación clínica y otras actividades relacionadas en el ámbito de la Biomedicina. Nuestro objetivo es contribuir a la promoción y protección de la salud de la población y al progreso y mejora del Sistema Sanitario de la Comunidad de Madrid. Está regulada por el artículo 2 de la Ley 12/2001 de 21 de diciembre de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid.

La Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Ramón y Cajal está inscrita en el Registro de Fundaciones de la Comunidad de Madrid, Hoja Personal 367, Tomo LXVI, folio 101 y ss. C.I.F .:G83726984.

Lo que ocurre en el cerebro

Son las 2 de la tarde y en la sala de descanso del Instituto Cajal se oye el ruido de los científicos comiendo sus almuerzos, discutiendo el último episodio de Juego de Tronos y debatiendo qué país tiene el mejor café.

Me encuentro en el Instituto Cajal para realizar un reportaje científico de tres semanas, durante el cual trabajaré estrechamente con los científicos para conocer sus investigaciones y comunicar sus hallazgos. El Instituto Cajal -el instituto de neurociencia más antiguo de España- fue fundado por Santiago Ramón y Cajal, el padre de la neurociencia moderna galardonado con el Premio Nobel.

Estoy sentado con los miembros de la unidad de neuroendocrinología: los investigadores postdoctorales Jaime Pignatelli y Kentaro Suda, las doctorandas M. Estrella Fernández de Sevilla y Laura Martínez , y los estudiantes de grado Miriam Caroppoli e Iván Mendez. Se están tomando un descanso de las exigencias de sus experimentos para comer, relajarse y socializar.

El laboratorio de neuroendocrinología es uno de los 27 laboratorios del instituto, que investigan todo lo relacionado con el cerebro, desde la neuroanatomía hasta la farmacología. La mayoría de los experimentos del laboratorio son investigaciones científicas básicas, principalmente con células cerebrales de ratones y ratas, que ayudan a los investigadores a entender cuestiones más amplias sobre el funcionamiento de la mente.

La mancha negra que cambió la neurociencia

La selección se basa en un riguroso proceso de concurrencia competitiva de los candidatos en función de sus méritos curriculares y su capacidad para liderar una línea de investigación, según la experiencia científica y profesional, así como la independencia de su carrera. En el caso de Narseo Vallina-Rodríguez, Profesor Asociado de Investigación y Personal Investigador del Instituto Internacional de Ciencias de la Computación (ICSI, Berkeley), destaca la importancia de esta distinción: “Es muy satisfactorio ver cómo, a muchos niveles, se reconoce el duro trabajo en el área de la seguridad y la privacidad, no sólo por mi parte sino también por la de mis tres estudiantes de doctorado en IMDEA Networks y mis colaboradores”.

Sin dejar de lado los aspectos teóricos, Vallina-Rodríguez destaca la perspectiva laboral de la investigación: “A nivel general, mi trabajo se centra principalmente en dos áreas de investigación: las mediciones de red y la privacidad y seguridad en línea. Internet es un ecosistema complejo y en rápida evolución compuesto por miles de tecnologías, miles de millones de usuarios y actores de todo tipo. Como resultado, los usuarios habituales están expuestos a muchas amenazas a la privacidad y la seguridad, incluso sin darse cuenta. En mi carrera investigadora, he desarrollado metodologías y herramientas innovadoras para estudiar empíricamente Internet y el software móvil, caracterizar la llamada economía de los datos y los riesgos de seguridad y privacidad inherentes a los productos digitales. Mis resultados han contribuido a mejorar la seguridad del sistema operativo Android o a informar sobre las acciones reguladoras”.

Métodos para el diagnóstico precoz del cáncer de páncreas

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Instituto Cajal” – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (enero 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El Instituto Cajal (IC) es un centro de investigación en neurobiología que pertenece al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El IC tiene su origen en el Laboratorio de Investigaciones Biológicas, fundado en 1900 por orden del rey Alfonso XIII con motivo del Premio de Moscú a Santiago Ramón y Cajal (1852-1934). Tras la concesión a Cajal del Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1906 y la creación en 1907 de la Junta de Ampliación de Estudios, Cajal fue nombrado presidente de la Junta. Un real decreto del rey Alfonso XIII estableció la construcción de un nuevo edificio y el nombramiento de Cajal como su primer director en 1920.

El edificio, finalmente inaugurado en 1932, se ubicó en el cerro de San Blas y cambió su nombre por el de Instituto Cajal para honrar la memoria de su fundador. Desde sus inicios, su actividad se ha centrado en la estructura y función del sistema nervioso. Es el centro de investigación en neurobiología más antiguo de España. A lo largo de sus más de 100 años de existencia, científicos y profesionales de renombre se han extendido por todo el mundo y han contribuido al avance de la neurobiología.